lunes, 2 de junio de 2014

Disfrutamos: Un nuevo aniversario

Cuando se comparten 11 años se van generando nuevas fechas, nuevos acontecimientos casi todo el tiempo. Por eso, si bien hace unos meses celebrabamos nuestro aniversario de casados, hace poquito volvíamos a festejar nuestro aniversario de noviazgo. Todo es motivo arreglarnos un poco y salir a comer. 

Este 19 de mayo fue distinto; honestamente creo que todos los aniversarios lo son, pero este mas ya que fuimos a cenar acompañados por el pequeño Vicente. Nos dimos cuenta que los proximos aniversarios incluirian una sillita alta para la mesa y su mamadera. Asi que con más razón brindamos y comimos.

 Elegimos ir a Baccano, un restaurante ubicado en la Av. Congreso 1602, a pocas cuadras de av. del Libertador. La atención fue muy buena, el ambiente del lugar era super tranquilo a pesar de estar completo (a pesar de ser un lunes) y la comida era exquisita. Marce opto por un risoto, que a esta altura vendria a ser su plato por excelencia -#MarceCatadordeRisoto- y yo pedi pastas. Una verdadera bomba mi plato. No comimos postre porque no nos entraba en el cuerpo. Volveremos? Seguramente, hubo muchos platos que tenemos ganas de probar, de diferentes carnes, más pastas, y también los postres.

Para ir me puse uno de las pocas prendas que me entraban, vestido que hoy, quince dias despues, ya no me entra y que compre en el Portobello Market de Notting Hill.
También usé una cartera Lazaro y unas chatitas Paruolo con glitter, grandes pichinchas ambas. La cartera de Lazaro la compre en el Luxury Outlet, en una de las primeras ediciones; y las chatitas en el Soleil Premiun Outlet. Las había visto en el Dot ni bien salieron y me parecieron carísimas (perdón José Paruolo, pero es la verdad) por lo que las dejé en el estante en que estaban y esperé poder encontrarlas rebajadas en algún otro momento. Momento que llegó hace unas semanas con un precio menor al 50%.
Por último me maquille con un quinteto de sombras de Lancome y el rubor de Estee Lauder, todo, culpa de mi amiga Ana que me lleva al evento de maquillaje que encuentra! Me esta haciendo adicta a este tipo de productos; e indirectamente atendando contra mi economia doméstica (existen los outlets de maquillaje?!).

Ahora, el texto en fotos. Marce, Aldu y Vincent preparados para celebrar, cada uno con su hijo-gato, obviamente. Los items que hicieron que me vea tan linda (?!) y la cena. Por último, japa: una VincenTorta de ricota hecha por la tía Gi.
La pasa mal el bebito, no? Lo que me preocupa es que dentro de unos dias se me van a acabar las excusas para estos gustitos...