lunes, 24 de marzo de 2014

Fotografiamos: El Fortin de Santa Rosa, la playa


Al calor, agua.
Si es agua de mar, mejor.

Así, con mi lona nueva (regalo de navidad) bajo el brazo, me dispuse a caminar los pocos metros que hay desde la puerta de la hostería hasta la playa.
Me encontré con una playa al estilo Mar de Ajó. Médanos, playa extensa, mar algo revuelto.Y agua helada. Quizás en otra etapa de mi vida hubiera odiado el agua fría; pero esta vez la amé. 
El agua tiene un color más claro que las de nuestra querida costa atlántica, la cual se va aclarando aún más a medida que se visitan playas más al noreste.

Por las mañanas iba sola porque Marce trabajaba desde el hotel; y por la tarde ibamos juntos caminar. En una de estas oportunidades saqué las siguientes fotos. Las últimas dos, me encantan. :)