lunes, 10 de marzo de 2014

Disfrutamos: El dia de los enamorados.

Hoy lei mucho, hable mucho, escuche mucho, camine mucho, escribi otro tanto; despues llegué a casa, al silencio del barrio de Saavedra y sus 45 minutos de lejanía del mcirocentro; y acabo de darme cuenta que todas las palabras que fui acumulando durante la mañana no se las pude enchufar a nadie.
Adivinen a donde van a ir a parar?

#holablogterapia

Que se le va a hacer? es esto o hablar sola... y todos sabemos que hablar solo no esta bien.

Así las cosas, trato de no sucumbir al instinto de ponerme a escanear unos documentos que bien podria escanear mañana, producto de la inercia de trabajar desde casa y no tener el famoso corte que significa salir de la oficina y tomarse el subte. Ese corte que todos hacen - inconscientemente- sustituyendo las preocupaciones laborales diarias por un insulto a nuestro facilmente alterable sistema de transporte publico (facilmente alterable = estornudo en el subte -> suspension de la linea -> todos a los colectivos -> los colectivos se llenan -> algunos optan por a un taxi -> otros optan por sus automoviles -> embotellamiento -> CAOS vehicular -> tardas en llegar a tu casa 3 horas y ya te olvidaste de lo ultimo que hiciste antes de calzarte la cartera y salir). 
Para ello, me puse a ver las fotos que anduve sacando este ultimo tiempo y encontre las fotos de las cenas del dia de los enamorados. Si, cenas. Hubo dos. Pero no porque creamos infinitamente en esta celebracion, sino porque nos encanta salir a comer. El dia de los enamorados fue la excusa.
 

El dia fue el viernes 14 de febrero; pero como somos un poco ansiosos, salimos a cenar el jueves a la noche. Marce eligio el Hotel Home en Palermo. 
Direccion: Honduras 5860.
Cuando llegamos dudamos en entrar, no porque el lugar fuera feo o algo asi, sino porque no se ve el restaurant desde la entrada. Asi que, si esta  publicacion les da ganas de visitarlo, entren de una y vayan directo al fondo, que es donde esta el restaurant.
La carta tiene pocos platos, pero son exquisitos. Se merece las buenas calificaciones que tiene. Marce se pidio un Pastel Ingles -shepper´s pie- que venía acompañado de una ensalada verda y que nada tenia que enviarle a los comidos en gran Bretaña; y yo, una pechuga de pollo con ensalada. En realidad tenia un nombre mas fashion cuando la pedi; a los pocos minutos adverti que habia pedido una pechuga de pollo con ensalada y me sentí una boba; pero cuando la probé era la mejor pechuga de pollo que había comida en mucho tiempo.
Si, todos esos sentimientos frente a un plato de comida.
Después, pasamos a los postres: tarta de manzana y volcán de chocolate (es necesario aclarar quién pidió el volcán de chocolate?). increibles. 
La atención fue excelente, el personal fue super cordial.
Conclusión: vamos a volver!



Así se nos hizo el viernes 14 y despues de estar todo el día fuera de casa, decidimos pedir pizza. Buscamos un lugar con buenas calificaciones cerca de casa; fuimos a comprar (a veces nos da fiaca esperar el delivery je je je) pero cuando estuvimos ahi, optamos por quedarnos. Terminamos comiendo cualquier cosa menos pizza.
El lugar, llamado Boutique de Pizzas y que queda en Ciudad de la paz 3204, tenía un menú para el día de los enamorados.
Entrada: tabla de fiambres (con unos pancitos riquísimos); plato principal: lomo con salsa y arroz (para Marce) y pollo a la mostaza con papas rusticas; postre: ensalada de frutas y helado. Comimos hasta decir basta.
El lugar era muy bonito y las chicas que atienden eran super simpaticas.
Conclusion: tenemos que probar la pizza!!!

Por ultimo, la fotito de lo que lucimos Vincent y yo ese dia.
Vestido regalado por mis amigas un par de cumples atrás; chatitas de Perugia y cartera de Carla Danelli (todo outlet, hell yeah!!).
Pensar que no pasó ni un mes y tengo muchísimas más panza!!
Ah si... prometo en unos dias publicar como llegamos al sexto mes :) Hasta la proxima.