martes, 15 de octubre de 2013

DiariosdeViaje: Que ver en Shibuya?

En estas últimas semanas estuve escribiendo un poco sobre Japón. Hace exactamente un año andaba dando vueltas por allá y como a todas las personas que alguna vez viajaron a Japón, no puedo dejar de extrañar. Es un destino que de a poco se va a haciendo habitual -muy seguramente porque los que fuimos queremos volver y queremos que vayan todos-, pero del que se conoce muy poco. Así que, incorporando la propuesta de una amiga decidí dedicarles publicaciones a los distintos distritos y ciudades no sólo desde mis anécdotas del viaje sino desde las cosas que se pueden descubrir.
Tokyo, como toda ciudad inmensa tienen miles de cosas para hacer; yo hice algunas, otros habrán hecho otras, por lo que esto no es una lista excluyente. 

Hoy comienzo por Shibuya; uno de los distritos más conocidos de Tokyo. Hablé de él en varias ocasiones, pero acá les comparto un top SEVEN de cosas para hacer.



La Estatua de Hachiko: así como en Edimburgo encontramos al famoso perro Bobby (leer A C A) en Tokyo nos encontramos con Hachiko. En primer lugar su nombre significa "ocho chiquito", puesto por su amo el Prof. Ueno la primera vez que lo vio, por una deformación en sus patitas delanteras las cuales se asemejaban a la forma de escritura del numero "8" en japonés (caracter: 八). La primera vez que lo vio fue cuando sus sirvientes lo fueron a buscar a la estación de Shibuya después de dos días de viaje en tren. Ellos pensaron que estaba muerto, dentro de la caja en la que había viajado de cachorro, pero cuando se lo entregaron al profesor este le ofreció un poco de leche y el animalito se levantó; en este momento le vió las patitas desviadas.
Hachiko era en realidad el perro de su hija, pero tenía con él un hermoso vínculo y todas las mañanas lo acompañaba a la estación de Shibuya cuando se iba a trabajar y a la tarde lo iba a buscar. Es así que cuando la hija de Ueno se mudó con su esposo por haberse casado, que Hachiko se quedó junto al profesor y continuó acompañandolo ida y vuelta a la estación de Shibuya.
Hasta que un día el profesor salió por la mañana a la universidad pero no volvió más, debido que a mientras daba clases un paro cardíaco se lo llevó. Ese día Hachiko fue a buscar al profesor, y se quedó en la estación durante los 9 años que lo sobrevivió, en su espera. La gente que habitualmente veía la llegada del profesor y su encuentro con Hachiko comenzó a advertir que el perrito seguía ahí, por lo que comenzaron a alimentarlo y a cuidarlo; estando Hachiko en vida se erigió la estatua de bronce que se ve en la foto, en el año 1934. Un año más tarde, Hachiko fue encontrado muerto en el lugar donde continuó esperando a su dueño. Ese 8 de marzo de 1935 se lo veló en la sala de equipaje de la estación.
La estatua fue retirada y fundida durante la segunda guerra mundial para la fabricación de armamento, y vuelto a colocar dos años después de finalizada la guerra. Hoy es uno de los principales puntos de encuentro de Tokyo.

Foto: Internet

Compras gasoleras: como ya dije una vez, en Tokyo se puede comprar en todos lados y en casi todo momento. En Shibuya hay infinidad de casas de ropa (como hay infidad de todo, casas de comida, video juegos, etc, etc) pero tienen la característa de ser marcas accesibles a la clase media. El shopping más emblemático es Shibuya109, del que pueden leer algo en esta publicación. Como advertí esa vez, existe un 109Mens en cuya primera planta esta el Hello Kitty Store (este link esta completamente en japonés! hagan click que tienen que aparecer las fotos), es un mini local, como casi todos en Tokyo con miles y miles de objetos de Kitty; desde cuadernitos y luncheras hasta muñecos y ropa interior. Una verdadera locura rosa.
También, en el subsuelo esta Suit Company un local donde el Sr. Marido se compró un par de camisas; que dicho sea de paso, son camisas que buscamos por todos lados, ya que veíamos que la mayoría de los hombres las usaban.


Center Gai: esta es la calle peatonal más importante de la zona; cuenta con locales de marcas internacionales pero a su vez con los locales de los que son asiduos los habitantes de Tokyo: karaoke, video juegos y locales comerciales de no tanta magnitud. Es ideal para caminar y empezar a conocer a los japoneses que viven en la ciudad.




Karaoke: que para todo esto, es lo que dice en ese cartel de letras rojas y borde azul. Honestamente, nosotros no fuimos. Había mil cosas para hacer y solo nos limitamos a la contar la cantidad de edificios por cuadra de karaoke. Y cuando digo edificios, digo edificios, y que eran 9 pisos de karaoke cara uno.
Hay dos opciones: individual y grupal. El individual es un box separado para quien quiera ir con sus amigos, sin que haya otras personas, y el grupal es ese en el que te mezclas cuando cualquiera que vaya al local, son como los karaokes de Buenos Aires. En Japón se estilan más los individuales.


Compras de lujo: como no podía ser de otra manera, las primeras marcas nacionales e internacionales dicen presente en el distrito comercial más importante de Tokyo. Y dicen presente en Seibu. Esta es una tienda departamental al estilo Harrods de Londres o Saks Fifth Ave de Nueva York. Es un sueño, y como todo, es gigante.


Foto Internet

Shibuya Mark City: si bien esta es otra tienda departamental, se diferencia del resto por su arquitectura, verán lo amplio de sus espacios principales, y por estar sobre la estacion de Shibuya. y por ende servir también como cruce peatonal.

Foto Internet
Edificio Qrfront: este es un edificio de oficinas que cuenta con la mejor vista del cruce Shibuya y que es la foto más típica de la zona. Se encuentra en él Tsutaya, que es la tienda de musica y libros más importante de Japón, que además hace miles y miles de envios por compras al exterior, a todas partes del mundo. Junto a este local hay uno de los locales Starbucks más famosos del mundo.

Foto Internet.
Por último, y después de tanto hablar del famoso cruce de Shibuya me pareció que lo mejor era mostrarlo. Este es un video de Youtube, que si bien no es de muy buena calidad, por estar realizado desde el puente del tren (desde el Shibuya Marck City), o sea, desde la altura, permite ver claramente la cantidad de gente cruzando por todos lados. Observarán que es la intersección de dos avenidas y que por el lapso de un minuto aproximadamente se detiene por completo el tránsito y solo se permite el paso de peatones, los cuales cruzan en línea recta y también en diagonal. Es una experiencia increíble, dato para tener en cuenta: solo se avanza, si te arrepentís a mitad de camino, tenes que seguir caminando y esperar al próximo corte de semáforo para volver.


Hasta la próxima. :)