viernes, 6 de septiembre de 2013

Comimos: Hamburguesas en la Gran Manzana: Five Guys y Shake Shack

El NewYorker de mi Sr. Marido confeccionó un Top Tres de hamburguesas que yo debía probar en Nueva York. Las ordenó según su puntuación, y organizó la agenda del viaje para escalonadamente ir a probarlas. 
Los dos primeros lugares son típicos lugares de comidas rápidas -ya verán que el tercer lugar era un poquito más sofisticado- pero con algunas peculiaridades.




TOP 3 - Five Guys, Burguers and Fries: He aquí el primer lugar que conocimos, esto dicho de modo absoluto porque técnicamente fue el primer lugar al que fuimos a comer ni bien llegamos a la ciudad.
Situación: aeropuerto (cambio de ropa en el baño, verano mode ON), colectivo, hotel, mínimo descanso, pensamiento: tengo hambre, pregunta: a donde vamos a comer?, respuesta: a five guys!
Caminamos unas pocas cuadras y cerquita del Madison Square Garden (que cada vez que lo nombro mi mamá dice "menos mal que fueron porque lo van a demoler") encontramos una sucursal. 
Como ambientación es austero, bastante podríamos decir. Mesas y sillas en blanco y rojo, una barra, cuadros con recortes periodísticos del lugar. Una mesa con dispenser de bebidas, servilletas y aderezos, y muchos tachos de basura. Demasiados.
En el fondo, la caja, un largo mostrador y el sector donde se entregan los pedidos. Haciendo honor al nombre, y como primera particularidad, el local sólo cuenta con 5 empleados (five... guys...): uno cobra, otro prepara las hamburguesas, otros las papas fritas, otro termina y entrega el pedido, y el ultimo anda dando vueltas ayudando donde se lo necesita, sea en la cocina, sea ordenando el salón. Generalmente son afroamericanos o latinos, por lo que tienen toda la onda: gritan, cantan, bailan; podemos decir que están un poco "tocados" también. Otra particularidad del lugar es que la bebida de las servís vos y tiene re-fill ilimitado. Suena tentador, aunque ya de por sí el vaso es tan grande que no lo recargas más de dos veces.
Una mención aparte merecen las papas fritas, a tal punto que su fama ha hecho que en el local se exhiban las bolsas de papas tal y como se las deben comprar al mayorista.
Opinión gastronómica de Aldu: una muy rica hamburguesa, buen pan, muchos condimentos para mi gusto. Excelentes papas fritas. Merecido puesto número tres.

Top 2 - Shake Shack: Días más tarde y después de una recorrida por Times Square decidimos buscar un lugar mas tranquilo para almorzar. Nos tomamos el subte - no se para qué lado ni qué línea - y nos fuimos a Madison Square a conocer Shake Shack. Este parque se encuentra en frente del Flatiron Building (o Edificio Flatiron, o Edificio con forma de porción de pizza como lo llaman allá). Tuve miedo de almorzar en una plaza un día de mil grados, pero me equivoqué.  En el medio de la plaza y rodeado de mucha sombra estaba Shake Shack.

Tiene más variedad de productos y para agilizar la atención por el mostrador derecho se toman los pedidos de comida, por el centro se entregan y por el mostrador izquierdo se toman y se entregan pedidos de bebidas, licuados y helados.
Pedimos un combo con dos hamburguesas, ya que estas son un poco más chicas que las de Five Guys; y se sirven en una cajita. Cada producto tiene su respectivo dibujito (como se ve en la foto) y las papas fritas vienen en cantidades abundantes y con formita rara.
Opinión gastronómica de Aldu: un muy buen total, es decir todo era bueno. Las papas exquisitas. La bebuda se mantenía fría a pesar del calor y la hamburguesa estaba buena. Lo mejor de todo, el pan, lejos el más rico, casi consigue elevar este lugar al número uno del ranking.

Por último, una foto que me sacó Mike - :) - que me encanta. Él la desechó, no se por qué, y acá la rescaté.
Tengo puesto un vestido de La Coquette comprado en Tienda Hey MCFLY. La primera vez que lo ví no me animé a comprarlo, pero al tiempito volví a por él. Lo combiné con mis lentes favoritos, rosas y con estrellitas de Marc Jacobs.




Nota de color: mi Sr. Marido haciéndose llamar MIKE para no confundir con su nombre español a los empleador de los locales, como en este caso, a JOSE.