jueves, 1 de agosto de 2013

Comimos: Pizza conmigo

Uno de los objetivos que nos pusimos para este viaje fue conocer la Nueva York desde la comida. Para eso nos marcamos un par de lugares que teníamos que visitar y recetas que teníamos que conocer.
En varias oportunidades voy a ir compartiendo los distintos platos que probamos, que van desde las clásicas hamburguesas hasta comida Tai.

Lo primero que probamos fue pizza. 
Como fanática de la pizza que soy, siempre que viajo trato de pasar por alguna pizzería para comprar nuestra pizza con la que se prepara en otros países. Esto es así porque he escuchado miles de comentarios respecto a que la pizza argentina es incluso más rica que la italiana (algún día lo corroboraré!!).
Había escuchado que la pizza en Nueva York era buena, aunque, como en muchos otros países de América podía llegar a tener ingredientes increíbles.

Así las cosas, encontramos un barcito cerca del hotel que proclamaba la siguiente promoción: dos porciones de pizza y una bebida mediana (que para lo que estamos acostumbrados nosotros es g i g a n t e) a U$S5. Si, 5 dólares.
El lugar se llama Little Italy, haciendo una clara alusión al barrio italiana en la ciudad y nos inspiró confianza.


Resultado: un excelente almuerzo.
Una gran porción, con abundante queso, orégano y ajo.
La masa era super fina y blanda, por lo que nos costó comerla con la mano, pero estaba exquisita.

Como nota de color, me fijé el menú para corroborar que otras pizzas se podían comer y me llevé un susto.
Obviamente que había varias opciones de queso, tomate, pero también había opciones como salchichas y carne picada. Mejor quedarnos con la clásica pizza de muzzarella!!

Con la pancita llena siguimos camino por la ciudad más cosmopolita del mundo.