miércoles, 26 de junio de 2013

DiariosdeViaje: Último día en Edimburgo: Museo Nacional y Café at the Palace

Nuestro último día en Edimburgo y nuestro último día en Escocia. Bien temprano al día siguiente estábamos tomando un tren a una ciudad preciosa. Pero eso queda para más adelante.

Nos levantamos como todos los días, temprano y nos fuimos a desayunar al comedor.
Cabe aclarar que no estábamos alojados en un hotel común y corriente; estábamos alojados en el campos de una Universidad de Edimburgo, lo que significó una verdadera experiencia.
Como llegamos ahi? El campus estaba publicado junto al resto de los hoteles de la zona en las páginas de turismo, nos pareció un lugar super amplio, despejado, con mucho verde (ver definición de campus universitario, ja!) y como el precio era razonable decidimos reservar. Ah! se merece una mención especial el "palacio" que creímos ver en las fotos y que resultó ser una sala de conferencias....
El predio estaba desocupado por el receso de verano y como los escoceses son austeros, tomaron reservas para todo el completo para gente de todas partes del mundo. Así compartíamos nuestro desayuno con el equipo brasilero de bandas militares, contingentes gigantes de japones (para que nos vayamos aclimatando quizás?) y estudiantes de cualquier país.
Pero lo más "romántico" era la habitación. Mi Sr. marido la amó. JA. Era la clásica habitación universitaria, esa que se ve en todas las películas, diseñada en forma espejada: armario - cama - escritorio. No tuve opción y me tocó el lado de la habitación sin televisión. No hay fotos de la habitación porque por más cómoda y prolija que era, nos perturbaba mentalmente.


Vamos a lo que importa. El ultimo día visitamos el Museo Nacional de Escocia. Un edificio verdaderamente hermoso, como se puede ver en la siguiente foto. Creo que no hace falta aclarar que era igual de "cocolichozo" que el resto de los museos británicos. - ver definición de COCOLICHOZO en este post -
Dinosaurios, animales disecados, ropa, pinturas fueron algunas de las cosas que encontramos. Les dejo las imágenes que obtuve que mas me gustaron. 

Al final del día, ya relajándonos decidimos visitar el Holyrood Palace. Ya comenté que es el Palacio favorito de la Reina, y nada pudo convencernos mas de esto que el hecho que ella se encuentre allí al mismo tiempo que nosotros con su marido el Duque de Edimburgo; que para todo esto ya habíamos visto lo buen mozo que era de joven, y por ende, entendido la cara de felicidad de joven reina cuando le "sugirieron" casarse con él.


Obviamente que ni se enteró de nuestra presencia, pero si le usufructuamos un ratito el Palacio. En una de las entradas, al lado de una de las tantas recuerderías había un cafe llamado "Café at The Palace". Ambientado como un jardín de invierno daba una sensción de paz increíble.
Tomamos una merienda , con té, brownies y tortas, y nos volvimos al hotel a preparar las valijas.