sábado, 15 de junio de 2013

Comimos: La Barata del Central

Lunes gastronómico!
Hoy quiero hablar sobre un secreto a voces que cada día tiene mas adeptos; pudiendo jactarme de que varios de esos adeptos son culpa mía.

Quizás no lo he dicho hasta ahora, pero yo tengo un trabajo de oficina, de esos de 9 a 18 (que no siempre es tan 9 a 18), paso muchas mañanas en la calle y muchas tardes en la oficina compartiendo con mis compañeros almuerzos, mates, anécdotas y quejas sobre el transporte público.
Un tema muy recurrente es la comida, somos muchas chicas que nos cocinamos, que soñamos con cocinar como nuestras madres y abuelas, y además, porque generalmente charlamos mas en el almuerzo... y en una de esas charlas una de las chicas preguntó: ¿Conocen la Barata del Central? 
Yo no era de las que la conocían.
Nos explicó que era y nos pasó el siguiente link: http://www.labaratadelcentral.com.ar/


Se trata de un emprendimiento que acerca la producción del Mercado Central de frutas y verduras a aquellos que vivimos super lejos del mismo, el delivery se extiende de Parque Chacabuco al norte hasta Saavedra y al este hasta el microcentro.
Proponen 3 canasta; la primera para dos personas, la segunda para cuatro con frutas y verduras "mas usuales" como mandarinas, lechuga, tomate, cebolla, zanahoria; y una tercer canasta que es la suma de la segunda canasta y una seleccion de frutas y verduras "mas atipicas" comos los papines andinos, kiwis, puerro y semillas.
Estas canastas varian todas las semanas y se pueden consultar en el link que copié antes.
Los precios son increibles: $59, $99 y $149 respectivamente a lo que tenemos que sumar $15 de envio.

Ya se la recomendé a mis papas, a mi amigos; y no pierdo oportunidad de volver a hacerlo ya que le encuentro varios grandes aciertos: 
 1 - son productos muy frescos y a buen precio.
 2 - vienen todos juntos y a tu casa! ya no más visitas a la verdulería y vueltas a casa cargadísima!!
 3 - te obliga a incorporar frutas y verduras a tu dieta, que no es un dato menor. Lo tenés en la heladera y te lo comés; en lugar de pensar qué tenes que comprar para preparar la cena pensás en que preparar para la cena con lo que compraste. Para la gente pachorra como yo, es un éxito.

ah! y me encanta la bolsa de cartón. 

Barata, gracias por existir.