miércoles, 28 de noviembre de 2012

DiariosdeViaje: mi cumple en Londres: la catedral de Salisbury, Stonehenge y los baños romanos de Bath

10 de agosto del 2011, bienvenidos a la crónica de un día agotador.

qué hicimos?
primero, nos levantamos como pudimos después de habernos acostado super tarde por los festejos de mi cumple. segundo, disfrutamos el desayuno en el sótano del hotel que tanto me gustaba. tercero, salimos corriendo a la estación Victoria a sumarnos a una nueva excursión. 

el itinerario del día incluye: Salisbury, Stonehenge y Bath. una monada, pero que promete ser extenuante.


Salisbury es una pueblito que lleva al extremo el adjetivo calificativo que merece Gran Bretaña, es muy, muy, muy pintorezco. para entrar en él hay que tener domicilio allí, o bien, ir en un contingente de turistas (eyyy!! aquí nosotros!!). lo más signficativo es la catedral, una imponente catedral en donde se encuentra la única copia legible de la Carta Magna, redactada en el reinado del King John, único con su nombre por demente e impopular.

lo que más disfruté, sin embargo, y para deleitar a mi amiga Gi, fue almorzar en un picnic en el parque de la catedral.


la segunda parada fue Stonehenge. honestamente, todavía no se como se pronuncia y debo recurrir al google cada vez que lo quiero escribir. aún así, es un lugar fantástico en las afueras de Londres. a simple vista son unas piedras locas agrupadas en círculo, pero indagando un poco más, uno advierte que estando en el siglo21 sigue sin saberse como llegaron ahí ni por qué. obviamente se atribuye su construcción a los celtas, por ser pobladores originarios de las tierras, pero hay hipótesis de todo tipo.
debo aclarar que fue el momento del viaje que más disfrutó mi hoy marido, Marce.

última parada, Bath. alguno dicen que es una ciudad italiana en Gran Bretaña, les debo la comparación debido a que no conozco Italia. sin embargo, puedo comentarles que el nombre Bath proviene del hallazgos de las ruinas de un complejo de baños termales romanos en donde hoy se encuentra la ciudad.
el complejo es muy bonito, aunque que esté el agua algo estancada le resta algunos puntos; se puede sentir el calor y se ven las burbujitas, pero nada de andar metiendo las manos.
el resto de la ciudad, es verdaderamente hermoso, tiene su catedral y su plaza principal. si eso es lo que promete Italia, allí estaré gustosa en el futuro.
de Bath me traje uno mis objetos favoritos, unos zapatitos cerrados tejidos en color salmón :)

un párrafo aparte debe hacerse para el amigo de Marce y guía de la excursion, alias Franz. 
look Franz Ferdinand (se lo ve de espaldas en la primer foto) y una capacidad de adjetivación sorprendente que llevaba uno a pensar que estaba escuchando a Shakespeare en persona relatando como las piedras de Stonehenge podrían eventualmente haber sido traídas desde la península escandinava (!?). saludos a él, donde quiera que este!

el resto del día?? volver a Londres agotados e irnos a dormir, porque al día siguiente partiríamos hacia Glasgow.