sábado, 10 de noviembre de 2012

DiariosdeViaje: mi cumple en Londres - Windsor y Hampton Court.

9 de agosto en Londres. mi cumpleaños en Windsor y Hampton Court :)

para mi cumpleaños decidimos hacer un tour. la intención era salir a recorrer sin tener que esforzarnos demasiado en qué tren tomar, a que hora o donde, es decir que nos paseen un poco. entonces, decidimos visitar localidades de las afueras de Londres que tenían historias que nos interesaban; y a las que nos llevaban y nos traían desde pocas cuadras del hotel.


nos dirigimos a la estacion de trenes y subtes "Victoria" (denominada como casi t o d a s las cosas en Londres, algo así como un Belgrano en Jujuy) y  nos metimos en una galería donde salían micros de excursiones.
nos recibió una chica bien inglesa llamada Jess y nos metió junto con otros turistas en un micro con destino al pueblo de Windsor.
nos explicó que el castillo de Windsor era uno de los muchos castillos ubicados "a un día de marcha" de Londres, construidos con motivos defensivos en la Edad Media.
es un pueblito hermoso, pintoresco como todos.
el castillo tenía una doble muralla y una de las cosas que habíamos ido a buscar a Inglaterra, la tumba de Enrique VIII. ésta esta dentro de la Capilla de St. George, en la que, obviamente, no pudimos sacar fotos; en la que también nos encontramos con una sorpresa, la tumba de Charles Brandon, el único compañero, amigo, lord que permaneció junto a Enrique hasta su propia muerte. todos los demás fueron y vinieron con la misma suerte que sus 5 primeras esposas.
 
siguiendo con las andanzas del queridísimo Enrique, la segunda parte del tour nos llevó a Hampton Court. el lugar fue elegido para pasar mi cumpleaños por varios motivos, el primero de ellos, y practicamente decisivo, fue que mi amiga Cinthya Hutchinson (@London_girl_82) lo definió como "el cielo en la tierra". 

pero también porque fue un palacio que Enrique VIII mandó a construir para homenajear a su segunda esposa, Ana Bolena. lo cual es muy romántico si pasamos por alto el pequeñísimo detalle de que el palacio se terminó de construir en 1536, meses después de que la homenajeada fuera decapitada en la Torre de Londres. un copado.

así las cosas, nos dirigimos a un palacio hermoso que tiene dos caras. la primera, de frente, es la construcción ordenada por Enrique VIII sobre lo que había comenzado a construir el Cardenal Wolsey, el Lord Canciller hasta la escisión de Inglaterra del culto católico. 
la segunda cara, es la interior, diseñada por William III, inspirada en el castillo de Versailles. en consecuencia, tiene muchas ventanas, parques interiores, pasillos y un jardin gigantemente lindo.

los ingleses aman la jardinería, por eso, en un costadito del palacio había un local que vendía muchas cosas afines, entre ellas, unas botas -que en Buenos Aires se usarían para los días de lluvia- blancas con flores en tonos rosas que hubieran venido a casa de haber sido talle 36. como verán, no puedo olvidarme de ellas.

bastante cansaditos nos acomodamos en el micro para volver al hotel, mientras Jess seguía hablando y actuando la historia brintánica. 

sin embargo, todavía seguía siendo mi cumpleaños y no nos ibamos a ir a dormir!!

decidimos buscar un lugar para cenar, cosa complicada porque debido a que continuaban los "riots" había muchos locales que estaban cerrados. terminamos en un localcito llamado Chimes. cenamos y Marce me dió me regalo de cumpleaños (otro? acaso ayer no me había dado ya uno??) eran las alianzas que complementaban el anillo de compromiso de la víspera de los 30.