viernes, 9 de noviembre de 2012

Lucimos: el objeto de mi vida

quizás pueda sonar un poco ambiciosa la definición, o porque no, grandilocuente. pero nadie que me conozca bien puede negar que fueron hechos para mi.

son rosas, tienen estrellitas y son bastante ridículos.

vinieron de Okinawa, de un shopping duty free.

como funciona la historia? uno entra, pasea, visita los locales de las mas importantes marcas del mundo. si, si, chanel, gucci, balenciaga, prada. elige, compra y paga.
pero no puede comprar cualquiera, para comprar hay que tener una reserva de vuelo aéro, como en todo duty free. entonces, uno compra, paga y le aclara al vendedor cual es su vuelo y en que fecha sale para que este envie al freeshop de la puerta de embarque correspondiente un paquete con el producto para que uno lo pueda retirar.

así elegí mi ganga, la compré y la retiré en el Aeropuerto de Naha, ciudad capital de Okinawa listos para disfrutar durante el resto del viaje!