lunes, 30 de julio de 2012

DiariodeViaje: 4 días en Paris - la Torre


llegamos a Paris a g o t a d o s después del larguísimo viaje. nos recibió un aeropuerto gigante y una señora que nos selló el pasaporte sin siquiera mirarnos la cara. dato importantísimo si tenemos en cuenta mi terrible paranoia respecto a la deportación o prohibición de ingreso.
asi las cosas, pedimos un mapa en un patético francés y nos dirigimos al hotel en tren y subte.
mi primera impresión de París fue una nenita rubia que hablaba con una voz super dulce con su mamá, mientras las dos compartían una baguette. estaba sentada justo enfrente mío (y mi valija) y me sonrio cuando vio que la miraba.

nos alojamos en la zona del Trocadero, en la cuadra de la estacion Mirabeau. un sueño el lugar. entramos al hotel, que era una hermosa habitación con una hermosa vista al pulmón de la manzana donde todas las sras. francesas que vivían colgaban su ropa o tenían sus jardincitos de invierno perfectamente decorados. no pudimos disfrutar más porque necesitabamos reponernos de casi un día de andar viajando. así como estabamos... nos quedamos dormidos.

cuando nos levantamos, volvimos a maravillarnos con la vista de la habitación y nos preparamos para salir a nuestra primera caminata por París. otra sorpresa increíble estar alojados a dos cuadras del Senna, y más aún nos soprendió cruzarlo por un puentecito que había por ahí y encontrarnos con la gigantezca torre de fondo. una verdader postal.

ese día nos dedicamos a caminar, fuimos hasta la torre, caminamos todos los Campos de Marte hasta la escuela militar y volvimos al hotel por los caminos que bordean al Senna.
nuestra primera cena fue de lo mas romántica -al menos para mi!- compramos en un conocido super del país nuestra primera baguette, con un rico juego de frutas y nos sentamos en un banquito frente al Senna a comer. eran justo las 10 de la noche y la torre no tuvo mejor idea que regalarnos esos detellos que hace durante la noche!